¿ POR QUÉ LEER ?

Este blog pretende ser un escaparate de libros sobre educación infantil y la infancia que puedan guiar a todas las maestras y maestros que ejercen su trabajo en esta etapa. La mayoría de ellos están disponibles en la biblioteca del CEP de Sevilla para poder ser consultados y sacados en préstamo.
Leer nos permite fundamentar nuestro trabajo, conocer experiencias de otros, adentrarnos en aulas que jamás podremos visitar en persona, en definitiva, aprender.
Los libros que recomendaré quizás no sean los más novedosos, ni los esenciales ni los más sencillos de leer. Seguramente otro, otra harían una selección diferente. Son sencillamente los libros que considero que pueden ser útiles porque aportan una visión nueva o porque son básicos en la formación del profesorado de esta etapa o porque su lectura me hizo avanzar en mi profesión de maestra.
Espero que también puedan ser útiles a quienes visiten este espacio y se animen a leer mis sugerencias.

miércoles, 18 de abril de 2012

COMPRENDER EL DOLOR INFANTIL

Quise inaugurar este blog con un libro sobre las emociones en la infancia porque considero que  dentro de unos años   la educación emocional será básica en las escuelas.
 Hoy vuelvo a recomendar un libro que acaba de llegar como novedad a nuestra biblioteca y que trata sobre la importancia de éstas en la escuela infantil.  En concreto trata sobre el dolor y su manifestación en los primeros años. se trata del libro Comprender el dolor infantil de Michela Schenetti
Resulta difícil hablar sobre el dolor, más aun sobre el dolor infantil porque nos parece que  esta es una emoción vetada a los niños y niñas de estas edades, que la infancia es un periodo feliz e inconsciente en el que  las desdichas no tienen cabida.  La realidad es otra muy diferente y los protagonistas no dejan de sorprendernos cuando los escuchamos por la profundidad de su intuición y  de sus sentimientos.
La autora de este libro nos relata una experiencia realizada con niñas y niños de educación infantil, con sus maestras y con sus familias sobre el dolor emocional en la infancia. Pero visto desde el punto de vista de ellos y no desde la perspectiva del adulto, lo cual  confiere   novedad al relato.
El libro está estructurado en dos partes: una primera en la que se pone de manifiesto la importancia de la educación emocional haciendo referencia a las útimas aportaciones científicas y en la que se inclyuye un capítulo dedicado a las diversas manifestaciones del dolor , del propio y del ajeno.
Especialmente interesante es el apartado dedicado a los niños y el dolor de la cotidianidad porque nos evidencia cuántas situaciones , a veces irrelevantes para la mirada adulta o simplemente no percibidas, pueden provocar dolor y sufrimiento en los niños y como éstos lo expresan de maneras diversas, en la mayoría de ocasiones sin palabras.
El resto del libro se articula en torno a conversaciones de los propios niños sobre el dolor realizadas en  diversas situaciones educativas promovidas por las maestras y la investigadora y a partir de acontecimientos dolorosos reales  propios y otros que les llegan a través de los medios de comunicación. En los análisis que se hacen de estas conversaciones  podemos ver que  la escucha atenta es la principal estrategia que propone para entender   a cada niña o niño particular. Una escucha ante todo respetuosa con la emoción del niño o niña y libre de prejuicios y proyecciones propias del adulto que escucha.
Por último propone estrategias para el aula que propicien la conversación y las manifestaciones de emociones y sentimientos y que posibiliten poner palabras a las mismas.  Dar nombre a lo que se siente es el primer paso para poder elaborar ese dolor. Los cuentos, vídeos, y todo aquello que pueda servir para ver fuera de si situaciones y momentos vividos por ellos  e identificarse con personajes que sienten como ellos, constituyen una excelente recurso para comprenderse a sí mismos y a los demás y para  propiciar la conversación en la que puedan expresar sus sentimientos.
 Reclama además, la necesidad de una formación para los docentes que incluya este tipo de habilidades y también para las familias en el seno de las escuelas.
 Un reto para todos aquellos que nos dedicamos a la formación de docentes.
Os dejo una cita de Boris Cyrunlnik.
"No lograremos nunca anular completamente los problemas, ni tampoco los dolores - siempre quedará algún rastro de ellos - pero podemos darles otra vida, más soportable y acaso hermosa y sensata."




No hay comentarios:

Publicar un comentario